Julia Otero: "El mejor premio es que cada día sepas que varios cientos de miles de personas sintonizan la radio porque les interesas"

La directora de "Julia en la onda" entrevistó a Miguel Sanz y Pedro Sanz, presidentes de los gobiernos de Navarra y La Rioja, respectivamente, en su programa emitido ayer desde Villafranca. BLANCA ALDANONDODiario de Navarra, 27 de noviembre de 2010

Lleva en sus venas sangre gallega y el instinto catalán de una mujer entregada de lleno a la comunicación que se formó profesionalmente en Barcelona, a donde su familia se trasladó cuando todavía era una niña

Por: JAVIER UBAGO

El programa de radio Julia en la onda, que dirige y presenta la periodista Julia Otero Pérez, se emitió ayer desde una sala de la empresa Conservas Gutarra en Villafranca. La comunicadora gallega -nació en Monforte de Lemos (Lugo) el 6 de mayo de 1959- tuvo la oportunidad de celebrar el centenario de esta conservera navarra coincidiendo con los 20 años en antena de la emisora Onda Cero.

Otero, que a los 17 años se introdujo en el mundo de la comunicación, lleva tres décadas compaginando las cámaras de televisión con las ondas de las radios nacionales. Comenzó en la emisora de Radio Sabadell gracias a un amigo, y en estas tres décadas se ha abierto camino en un ámbito marcado por la "independencia y la libertad", como ella misma asegura. Ayer, entre miles de kilos de cardo envasado en botes de cristal, habló con libertad de su estancia en Navarra y de su profesión.

Aparte de los contenidos habituales del programa, Julia Otero entrevistó a los presidentes de los gobiernos de Navarra y La Rioja, Miguel Sanz y Pedro Sanz, respectivamente; al consejero delegado de Gutarra, Eduardo Cuevas Villoslada; y al vicepresidente de Riberebro, Javier Sánchez Muro, entre otros. La directora de Julia en la onda contó con la presencia de sus colaboradores habituales Javier Sádaba, Luis Racionero y Elisa Beni, en el improvisado estudio.

¿A qué se debe su presencia en Villafranca?

La fábrica Gutarra ha considerado que una forma de que la celebración de su centenario tuviera notoriedad y repercusión a nivel estatal era con un espacio de radio de ámbito nacional para que esa difusión estuviera garantizada. Es un motivo más que justificado para que todo el equipo de la radio se traslade aquí y al mismo tiempo que hacemos el programa con las secciones y contenidos habituales, damos reseña y asistimos como testigos a los primeros 100 años de una empresa. En la cifra ya está el mérito.

¿Es un elogio que en su programa puedan celebrar los 100 años?

La radio privada vive de la audencia de aquellos que nos escogen, pero también de esos clientes que nos consideran que somos el soporte adecuado para difundir su mensaje. Es una feliz coincidencia entre quienes nos escuchan y quienes desean transmitir el mensaje de que han cumplido 100 años y lo están celebrando por todo lo alto, como es el caso de Gutarra.

¿Qué motivo especial destacaría de esta empresa?

Siempre es bonito recordar la historia cuando se trata de la cuarta generación. En España tenemos unas cuantas empresas familiares que empezaron humildemente y han sabido, de generación en generación, ir ampliando el capital y el talento. Además, generan riqueza para el territorio donde están ubicadas. Será un programa entre la conserva y el directo.

¿Le gusta la verdura de Navarra?

La he probado y me gustaría hacerlo más a menudo. Es como la castaña gallega. A veces vas al mercado y dudas si lo que te venden es o no será. Cuando vengo a esta tierra me inflo de verdura porque es especial, riquísima. Además soy de verde, de Galicia.

Julia Otero recibió una pluma, obsequio de la empresa Gutarra, que la periodista muestra en presencia de Eduardo Cuevas, consejero delegado del grupo de conservas Riberebro. NURIA G. LANDA¿Dónde se encuentra más cómoda, en radio o en televisión?

Me encuentro a gusto donde me dejan trabajar con libertad e independencia. En la televisión de hoy, a las diez de la noche, no hay libertad para los contenidos que quisiera hacer. No porque haya censura, sino porque se supone que no hay audiencia o share suficiente para asistir a un tour-show clásico de entrevistas o al show de la palabra. La radio, que es donde empecé hace 30 años, es un medio que aún permite ese recorrido.

¿Cómo consigue su audiencia?

En la radio la imagen no vale para nada. Un oyente que te conoce físicamente puede sintonizarte un día determinado, pero esa gula acaba automáticamente. En la radio, la comunicación se basa exclusivamente en la palabra. O el que te habla te cuenta cosas que interesan en un tono que el oyente considera adecuado y próximo, o en caso contrario la imagen no te salva más de media hora.

¿Se considera comunicadora o periodista?

En la radio todo es importante. Creo que en la comunicación el periodismo está o no está presente en función de cuál sea el formato de programa. En el mío, que sigue la actualidad con entrevistas a sus protagonistas, y que está pendiente de la información del día en España y en el mundo, el servicio de la información y el periodismo es fundamental. Ejercer el periodismo sin el instrumento adecuado de la buena comunicación tampoco serviría de nada.

¿Cómo enfoca sus programas?

La primera consecuencia de tener un trabajo en el que conoces y hablas con tanta gente es que dejas de ser mitómana porque te das cuenta de que en el fondo todos estamos hechos de los mismos mimbres y por tanto debes desmitificar cualquier personaje.

¿Qué compañero le ha dejado más poso interno?

Todos aprendemos de nuestros mayores. Escuché mucho a Luis del Olmo y a Iñaki Gabilondo. Creo que todos somos hijos de nuestro tiempo y los que hemos trabajado en la radio también hemos sido, y seguimos siendo, grandes oyentes de este medio. Bebemos en esa fuente, pero después la comunicación consiste en la singularidad de cada uno. Puedes tener todas las influencias, pero lo que requiere el oyente es la singularidad del comunicador.

Usted ha ganado tres ondas y bastantes premios más. ¿Cuál le falta por conseguir?

El mejor premio es que cada día a las cuatro de la tarde sepas que varios cientos de miles de persona sintonizan la radio porque les interesas y requieren tu compañía. Si tienes ese premio llegan todos los demás, pero es el mejor y el único.

¿Qué opina de la "guerra" de las cadenas de radio y televisión?

Las guerras son entre los grandes grupos mediáticos en los que mandan los generales, que tienen sus tácticas y estrategias, y envían a pelear a los soldados. Hay momentos en los que se firma el armisticio, pero por el camino los soldados han muerto y los generales se dan la mano en un salón. Me siento soldado, pero me mantengo un poco al margen porque afortunadamente no estoy en ninguna de las trincheras.

Usted fue soldado y triunfó en una de esas "guerras".

Sí, pero en todo caso fue una guerra muy difusa que algún día alguien me contará abiertamente. El triunfo es sobrevivir, llevar 30 años dedicada a esto, sentirte libre para decir las cosas que piensas.

¿Cómo se consigue ser libre e independiente tanto tiempo?

Trabajando mucho y teniendo cierta suerte. Las cosas me han ido bien y de este modo puedes ofrecer resultados a las empresas que te contratan. Estás garantizando una porción de tu libertad, y he tenido la suerte de poder ser honesta conmigo misma. Suerte, porque a lo mejor la vida te coloca en una situación en la que tienes que pagar la "hipoteca" y "recibos", y te ves sometida a una presión a la que tienes que sucumbir. He tenido la suerte de poder ser independiente y honesta a mis propios principios.

¿Hay Julia por mucho tiempo?

Los oyentes y mi propio cansancio decidirán. Hoy tengo suficientes fuerzas para continuar. Todas las tardes me enfrento a un desafío y a un reto, y no me falla la fuerza.

¿Qué opina de las elecciones catalanas de mañana domingo?

Son unas elecciones muy importantes y tengo la sensación que la participación va a ser más alta de la que los sondeos pronostican. Se habla de un 50% de votantes, pero creo que llegará al 60%. La única incertidumbre es por cuánto margen va a ganar Convengencia y Unió. Artur Más será el próximo presidente, todo indica eso. No sé si será con mayoría suficiente o con pactos puntuales con unos y otros. Dependerá de si está o no por encima de los 60 escaños.


© 1998-2018 www.juliaotero.net