Julia Otero: ‘Vamos evolucionando, introduciendo cambios y corriendo riesgos’

prnoticias.com, 2 de octubre de 2013

Por: Patricia Pérez Mateos

Presentadora de televisión y locutora de radio, Julia Otero es una de las periodistas más completa del panorama audiovisual y, en la actualidad, triunfa con ‘Julia en la Onda’ cuya séptima edición acaba de arrancar. En breve volverá a Antena 3 con ’Ciudadanos’, pero ahora está centrada en su programa de radio con el que, según cuenta a prnoticias, los oyentes ‘no se aburren, saben que tienen todas las claves del día y están informados’.

¿Cómo se presenta la temporada de ‘Julia en la Onda’?

Apasionante, especialmente ésta, porque acabó la anterior con un hecho relevante, y es que, de 16.00 a 17.00 horas, éramos líderes de la radio convencional en España. La diferencia con la segunda hora era de apenas 16.000 oyentes, y la tercera de 30.000 o algo así. Lo que parecía imposible, básicamente por cobertura, hace apenas 2,3, 4 años, parece ya no solamente posible, sino que lo hemos alcanzado en la primera hora. Es el momento de seguir peleando, ofreciendo el mejor programa de radio del que seamos capaces para ver si la audiencia quiere seguir añadiéndose a nuestro lado.

Las tardes son complicadas, ¿por qué crees que la gente escucha la radio?

La gente que escucha radio no puede prescindir de ella, pero también hay un segmento de la población que no la escucha, pequeño, pero que está ahí. Creo que forma parte de la costumbre familiar, en mi casa siempre he tenido la radio puesta, recuerdo a mis padres con la radio puesta y, por tanto, desde niña heredé esa costumbre. La radio sigue siendo ese medio de comunicación que puedes compartir con el trabajo, con la conducción, con tantas cosas, y, por tanto, se convierte en una herramienta imprescindible para estar informado y entretenido.

La radio es…

Competitiva, abriendo caminos, es un medio aparentemente humilde, en el sentido de que es asequible para todo el mundo, es gratuito. Es un medio que ha ido innovando en el mundo de la comunicación hasta el extremo de que ahora buena parte de la televisión que se hace es radio televisada. Creo que la radio, por las características del medio, ha sido importante en la historia de este país, en la Transición, y, en este momento, a diferencia de lo que podía creerse hace unos años, no solamente no ha sido engullida por la televisión, u otros medios, sino que la tele ha hecho seguidismo en algunos formatos de lo que es la radio.

¿Cómo crees que está la radio actual?

Goza de muy buena salud, y si sabemos usar las redes sociales a nuestro favor todavía más. Que un señor te pueda escribir, como nos pasa cada tarde a nosotros, desde cualquier rincón del mundo, sintonizarnos a través de internet, nos da la pauta de como las redes sociales e internet pueden ayudarnos a crecer.

Con esta, ya son siete temporadas en antena, ¿por qué piensas que te siguen los oyentes?

No se aburren, saben que tienen todas las claves del día, también están informados. No somos monolíticos, tenemos personas de todas las ideologías, de todas las sensibilidades, y creo que la pluralidad que tiene el programa la reconocen y aplauden. No estamos dormidos en un esquema cerrado, les preguntamos a ellos, en nuestras auditorias, qué opinan de nuestro programa, del trabajo que hacemos, en qué tenemos que mejorar, qué es lo que más les gusta y, cada año, introducimos cambios. El programa no se parece, sí tiene el mismo sello desde hace seis años, pero, si coges un programa de hace seis años y otro de ahora, hay tantos cambios que el oyente valora que no estamos instalados en un esquema fijo. Vamos evolucionando, introduciendo cambios y corriendo riesgos, pero yo lo asumo como una necesidad, casi una obligación.

¿Qué temas son los que más interesan a la audiencia?

En este momento todo lo relacionado con la corrupción, el desempleo, esos grandes temas sociales, obviamente, interesan a la gente. Hay temas cruciales que sólo aparentemente parecen menores pero que convocan a muchísima gente que, vía redes sociales o correo electrónico, demuestra muchas ganas de participar. En todo caso, nuestro programa está lleno de vida, hay sección de música, de cine, de crónica negra, de medio ambiente, de economía y, cada día, hacemos una tertulia de un tema monográfico, que un día es política pero otro son temas sociales. Creo que tenemos un abanico tan completo que procuramos, lo intento cada temporada, que nadie se sienta ajeno a los contenidos del programa.

¿Te preocupan los datos del EGM?

El EGM tiene seguramente muchos defectos, pero da igual que para mí sea importante o no, que me lo crea o no, es el instrumento que usan las empresas para saber si su elección es la correcta o no. Mientras las empresas lo usen con esa finalidad no tenemos más remedio los trabajadores de la comunicación que fiarnos de ese instrumento, eso es una evidencia. Le importa a las empresas, le importa a las agencias de publicidad, es decir, me importe a mí más o menos. Lo que es evidente es que a quien me ha contratado, a mi empresa, sí le importa y sí lo tienen en cuenta porque, a su vez, los anunciantes lo hacen, así que sería un esnobismo por mi parte decir que me da absolutamente igual, un esnobismo, además, falso.

Además de ‘Ciudadanos’, ¿tienes otros proyectos?

En su momento dije a Antena 3 que miraría si podía sobrevivir a hacer un espacio de tres horas y, además, tener la responsabilidad de un formato tan complejo en el que hay que empaparse de las historias de treinta o cuarenta personas. La improvisación en ese plató sólo es aparente. Hay que tener en la cabeza todas las historias personales de los testimonios de las personas que están allí, para poder sacar lo mejor de ellos. No digo que no haga más televisión en el futuro, pero desde luego no es fácil compatibilizarlo, casi nunca en 20 años he compatibilizado ambos medios salvo que fuera un formato pequeñito, más tranquilo que ‘Ciudadanos’ que es un señor formato de actualidad, que exige muchas horas previas de preparación. Pero no estoy cerrada, desde luego esto de hacer algo de televisión de vez en cuando, un formato como este, que está pensado para emitirse de vez en cuando, es lo perfecto. Un formato como ‘Ciudadanos’ cada semana, aparte de que es imposible producirlo, el equipo debería ser enorme, sería completamente incompatible con la radio.


© 1998-2018 www.juliaotero.net