Julia Otero charlando con Anna Gabriel

elnacional.cat, 25 de noviembre de 2016

Por Iu Forn

No, Anna Gabriel no es Messi. Sin embargo, como pasa con el jugador azulgrana cuando está en el campo, si ella aparece en una entrevista es muy posible que pase alguna cosa.

Este era el gran aliciente del Fora de Sèrie de este jueves en TV3, pero no era menor la presencia de Júlia Otero haciendo el papel de entrevistadora. Una Otero que en el minuto 4 de programa ha aprovechado para reivindicar Pasqual Maragall de quien ha dicho "es mi alcalde"

Y han empezado paseando por can Batlló, cerca de la Plaza Cerdà de BCN. ¿Por qué? Porque es una antigua zona obrera y está cerca de donde la portavoz parlamentaria de la CUP comparte un piso con otras 3 personas y por el cual ha dicho que pagan 850€ mensuales. Gabriel ha explicado que, como diputada, cobra unos 5.800€ al mes, pero que ella sólo se queda 1.400. Cosas del código interno de su formación.

En un momento dado, Otero ha aprovechado para dejarle caer: Las "tietas" dicen: ¿pero si esta chica es guapa, por qué se castiga? -refiriéndose a su look- El mismo flequillo dos centímetros más abajo...". Entonces se la ha mirado de arriba abajo y le ha dejado caer que su imagen es posturismo en busca de una marca, una estética: "este peinado no está colocado de cualquier manera", le ha dicho para rematar.

Y han seguido paseando bajo la lluvia. Y Otero es quien aguantaba el paraguas. Y ha sacado el famoso tema de la educación de los niños dentro de la tribu que Gabriel expuso en una entrevista que le hizo Ricard Ustrell en Catalunya Radio. La cupaire le ha dicho que la polémica generada "fue una excusa más intentando a ver si insultamos mucho a esta mujer –o sea, a ella misma- a ver si la disciplinamos de una vez y vuelve a casa, que es de donde no tendría que haber salido". "Pero con 40 años ya no queda demasiado tiempo...", ha apuntado Otero y refiriéndose a tener hijos. Y Gabriel lo ha despachado con un "no me ha apatecido tener hijos" y "nuestra función en la vida no es sólo reproductiva".

Entonces pasamos a aquello del huevo o la gallina: ¿qué es primero, el independentismo o el obrerismo? Para Gabriel ha sido uno "a bodas me invitas" porque precisamente la CUP es eso, ha dicho, la unión de las dos cosas. Pero como que vamos a la idea, enseguida hemos pasado al tema de la feminización lingüística. O sea, la utilización del género femenino en el lenguaje habitual de la CUP. Y hemos descubierto que, simplemente, lo hacen para que la gente abra las orejas y se pregunte "¿por qué hablan así?". Y ya está.

Después de un rato en que Gabriel ha hecho un poco de teórica del momento político de donde venimos que nos ha llevado donde estamos, han llegado las posibles contradicciones. Otero le ha planteado si tener la llave de la gobernabilidad los fastidia porque eso les pone el foco encima. "Tengo la sensación de que estáis más cómodos siendo oposición, haciendo de mosca cojonera que no como estáis ahora". ¡Paaam. Gabriel le ha dicho que si se pone el foco en el Parlamento, quizás sí que se puede hacer esta lectura, pero que la CUP sigue molestando.

Y, en aquel momento, Otero ha provocado uno de los momentos de la noche en forma de pregunta: "¿No os viene urticaria dar apoyo a un gobierno que, en una parte, está formado por personas que provienen de la derecha social y económica"?. ¡¡¡Patapam!!! Gabriel lo ha resuelto diciendo que este "pacto antinatura" es fruto de la coyuntura.

A continuación tema presupuestos, con dos momentos de impacto. El primero es que han insertado allí en medio un gag del Polonia con su personaje de ficción, pero sin comentarlo. Y el segundo es que lo que nos ha dicho Anna Gabriel sobre la cuestión ya lo habíamos escuchado en el TN dos horas antes y con respuesta de la consellera Munté incluida. O sea, que no sólo ya sabíamos lo que pensaba Gabriel sino que también sabíamos lo que piensa el gobierno de lo que piensa ella, pero que todavía no sabíamos que piensa. ¡Milagroso!

Gabriel ha defendido que quien cobra más de 60 mil euros es rico y Otero le ha dicho que los ricos de verdad no pagan impuestos porque pueden establecerse fiscalmente donde quieran. Gabriel ha contraatacado diciendo que por eso quieren marcharse de la UE. Y Otero, ¡paaaam!, con una gran dulzura le ha soltado: "ah, como Marine Le Pen". Y, espere, que cuando Gabriel ha hablado del papel de las izquierdas para frenar la ultraderecha, Otero le ha dicho: "Pero si las izquierdas os estáis metiendo hostias todo el día. No apoyais a Ada Colau en BCN... La derecha es homogénea y la izquierda estáis completamente divididos". Gabriel ha salido del tema agarrándose a que su izquierda no es como otras que han decepcionado a la "gente sencilla" y que usan las puertas giratorias.

¿Y las puertas giratorias de Ana Gabriel cuando en la próxima legislatura deje de ser diputada, por aquello del código interno? Ella ha dicho que seguramente será el paro, porque el personaje monstruoso que han creado la empuja.

Salen del edificio y se encuentran con una furgoneta clavada a la del famoso anuncio electoral donde las candidatas cupaires acababan empujándola. ¿Y, quien baja de la furgoneta? ¿Quien hace exclamar a Otero: "mira, el bueno"? David Fernández. Y suben y se van al lugar de donde nos dicen que salen las famosas camisetas aue visten los cupaires, pero que luego descubrimos que simplemente es un local social que sirve de decorado. Conduce Otero. Y por el camino descubrimos que David tiene una camisa (una), pero que no es suya. Y que la Gabriel trabajó en una tienda de ropa y que sabe llevar talones. Y por el camino Otero también dice "hostia" y "cojones" mientras se pelea con un volante sin dirección asistida.

Hablando del machismo, que también afecta a la izquierda, hacen ver que ponen una cassette de los... ¡¡¡ESTOPA!!!, pero no escuchamos su música sino ska instrumental. Desconcertante.

Y entramos al lokal para ver un muestrario de camisetas propiedad de la Gabriel. Otero se enamora de una blanca donde hay escrito: "Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede" y la Gabriel se la regala.

Y así acaba la entrevista-conversación. Sin ningún gran titular, sin ninguna gran polémica. La siempre "provocadora" Gabriel y la siempre "rebelde" Otero han compartido una hora y 9 segundos de su vida para charlar de todo y de nada saltando de un tema al otro sin muchas manías. Hoy no ha aparecido Messi sino una chica de Sallent más tímida de lo que su imagen pública rezuma.

Antes, sin embargo, una reflexión final de Otero: "La Gabriel vive como piensa y eso es de alabar".

 

 


© 1998-2017 www.juliaotero.net