Editorial del martes 24 de Septiembre de 2002

Hoy es la patrona de Barcelona y “La Columna” también estará en la calle, con miles de ciudadanos que, en solo 25 años, han convertido en tradición lo que antes nada más existía tímidamente.

Como lo que no es tradición es plagio, como dijo cierto intelectual, la fiesta mayor de Barcelona ha copiado o ha transplantado de otros pueblos y comarcas de Cataluña fiestas y propuestas que han acabado convirtiendo la ciudad en un mosaico riquísimo de alternativas: están las pensadas para los jóvenes, las de los más mayores, las de las familias numerosas... Fiesta para todos y, este año, con una reivindicación: ¿Cómo es que un nombre tan bonito y tradicional como el de “Mercè” cada vez se pone menos a las niñas? Sólo 3 de cada 2.000 recién nacidas reciben este nombre en Cataluña. No tenemos nada en contra de las Vanesas, las Davínias o las Paulas..., pero nos ha divertido que el Ayuntamiento haga una convocatoria en la Rambla de Santa Mónica para batir el récord de Mercès. Allí estarán nuestras cámaras.

Si se llama Mercè y nos quiere saludar, tiene media hora para llegar a nuestro plató improvisado, al lado de Colón.

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net