Editorial del lunes 9 de Septiembre de 2002

Hemos dado una mano de pintura, hemos cambiado de lugar algún mueble y hemos jubilado alguna silla... Lo que se hace en muchas casas aprovechando el verano, también lo hemos hecho en “La Columna”... Pero básicamente, nada ha cambiado demasiado... Este programa es un vestido que hemos ido haciendo a medida todos juntos, ustedes y nosotros, durante dos temporadas. Hoy comenzamos la tercera con la ilusión de que no nos tiren las sisas, que no suframos ningún ojal y que todas las puntadas estén bien hechas.

Puestos a seguir con vocabulario de modistas, esperamos que hoy, que hacemos la primera prueba, ya encuentren que la chaqueta promete y que vienen ganas de ponérsela cada día.

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net