Editorial del miércoles 10 de Octubre de 2001

El vandalismo es, según el diccionario, el espíritu de destrucción de las obras de la cultura y la civilización.

Anarquía es desorden, falta o debilidad de la autoridad.

El señor Fraga acaba de decir en campaña, que el matrimonio y la familia es el único modelo válido, un modelo que está en peligro de destrucción. Las parejas de hecho -dijo- nada más conducen al anarquismo y al vandalismo, es decir, a la destrucción de la cultura y la civilización.

Son palabras de ayer del veterano político gallego; tan veterano, que hemos vuelto al diccionario a buscar la definición de la palabra "facha" y hemos encontrado que, en su primera acepción quiere decir "aspecto exterior de una persona". Efectivamente, el aspecto exterior del señor Fraga es el de una persona que ha vivido mucho. Un hombre que tiene toda una historia detrás.

Por cierto, según datos del CIS de esta mañana, volverá a ganar por mayoría absoluta.

Cuando sea el momento, ya le felicitaremos.

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net