Editorial del lunes 8 de Octubre de 2001

El mundo no está para muchas celebraciones, hoy no es un día de muchas alegrías, los informativos hablan de guerras, accidentes y amenazas en nombre de Dios. Somos conscientes de ello, pero no queremos dejar de compartir con ustedes una efeméride que tiene, para nosotros, el valor de la complicidad.

Hoy levantamos La Columna 200. Y ya saben que las cifras redondas incitan a la celebración. En poco mas de un año hemos hecho 400 horas de televisión. Seguro que muchas de estas horas no han sido como habríamos querido, no siempre somos capaces de hacer bien las cosas, pero no nos ha faltado nunca lo más importante: su sustento.

La tele pública no ha de buscar la audiencia por la audiencia, pero... no nos engañemos, si hoy hacemos La Columna 200 es porque ustedes son nuestros capiteles.

Como cada día no podemos hacer explícito nuestro agradecimiento, nos permitirán que lo haga hoy, que tengo esta buena excusa para hacerles un poco la pelota. ¡¡¡Ep!!!...sincera, eh?

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net