Editorial del jueves 4 de Octubre de 2001

Esta noche a las doce comienza la campaña electoral gallega. Después de 12 años de mayoría absoluta, los otros gallegos, los que no son ni de derechas ni fraguistas, esperan un punto de inflexión que ponga final al poder absoluto de, como le llaman allá todos, Don Manuel.

Unas elecciones autonómicas siempre son para los líderes estatales un laboratorio de experimentos y conclusiones. Por tanto, en los próximos días veremos las planas mayores de los partidos mitineando al lado de sus colegas gallegos.

Lo seguiremos a distancia pero con interés. De momento, sirven como testimonio de la "retranca" gallega los comentarios de los nacionalistas gallegos sobre el eslogan del PP para estas elecciones: "Pensar en Galicia" piden los populares; eso, que piensen y verán la falta que hace un cambio, replican los nacionalistas.

Las encuestas hablan de un nuevo triunfo de Fraga, pero hay que recordar la fama de los gallegos: "cuando dicen sí, quieren decir quizás; cuando dicen quizás, quieren decir no, y cuando dicen no, es que no son gallegos"

Veremos qué pasa.

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net