Editorial del martes 20 de Noviembre de 2001

Seguro que saben aquel chiste del náufrago que accidentalmente comparte isla desierta y soledad con Claudia Schiffer. Obviamente, acaban de tener relaciones íntimas y el señor desesperado porque no puede presumir delante de los amigos de su pareja sexual, le pide a Claudia que se vista de hombre. Ella accede y una vez disfrazada, el náufrago le pregunta si le puede decir Manolo. "Si", le contesta y él, saltando de alegría y gritando, le dice: "Manolo, tío, que me tiro a Claudia Schiffer..." 

Bien hay muchos tipos como éste. En concreto, un vecino de Lloret de Mar, el señor Josep Valls y Roca, ha colgado en la sede municipal del antiguo sindicato del pueblo, las fotografías de las 86 mujeres que, según él, han pasado por su cama desde el año 55.

El señor Valls y Roca, de 61 años, aficionado también a la fotografía, retiró el pasado viernes su curiosa exposición, por las múltiples críticas recibidas de diversas asociaciones de mujeres de las comarcas gerundenses.

Hoy, satisfecho y orgulloso, viendo el éxito y resonancia de su exhibicionismo ha vuelto a la carga. Sentido del humor no le debe faltar, porque el título de la exposición es "Fomentando el turismo en Lloret" que podría convertirse en la muestra más vista de toda la historia del pueblo.

No sabemos qué piensan las 86 mujeres, la mayoría extranjeras que veranearon en Lloret, aunque suponemos que no las ha llamado para pedirles su opinión ni su consentimiento. 

En nombre de muchas mujeres, o al menos en el mío, le quisiera decir al señor Valls, que puede que sea un señor, pero que a su edad, mejor sería que, además, también fuera un caballero.

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net