Editorial del miércoles 14 de Noviembre de 2001

"Yes, very good fandango"
"Yes, very good, patates amb suc"
"Wachi, wachi, wachi, my taylor is rich"...

Perdonen, pero vamos fatal.

Un estudio de las Escuelas de Negocios Europeas ha dejado con el culo al aire a los ejecutivos y altos cargos españoles.

Sólo el once por ciento de los directivos domina en España, y en Cataluña no debe ser muy diferente, un idioma extranjero. En concreto, el nivel de inglés de los VIPS españoles los sitúa en clara desventaja respecto a los ejecutivos de otros países europeos. El estudio no es sorprendente si consideramos que la península ha estado durante largas décadas cerrada simbólicamente en los Pirineos. El que venía de fuera era totalmente subversivo y, claro, esto no es un substrato fácilmente superable.

Habría que pensar que un día u otro nos pondremos las pilas, aunque la realidad no permite ser muy optimista. Si todavía algunos dicen Maragal y Sabadel y se quedan tan tranquilos ¿cómo podemos superar la fase del "condemor"?

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net