Editorial del martes 21 de Mayo de 2002

¿Pagar por una actuación de dos cantantes 15 millones de pesetas, es decir, 90.000 euros, es demasiado? Depende, ¿verdad? Si se pagan 15 millones y se recaudan 20 de taquilla, es un negocio. Si se pagan 2 millones y se recauda uno, es una ruina...

Se lo explico: el Ayuntamiento de La Seu d’Urgell ha conseguido, y no ha sido nada fácil, que Chenoa y David Bisbal actúen en el municipio el día 7 de julio, día de su patrón, San Ot.

La broma les costará cerca de 15 millones de pesetas que salen, por descontado, de las arcas municipales, cosa que ha provocado que la oposición se enfade porque dicen que en La Seu hay otras prioridades.

Puestos en contacto con la Comisión de Fiestas de la Seu, nos han explicado que el aforo para ver a Chenoa y Bisbal oscila entre las 7 y las 8 mil personas. Cada una pagará 18 euros, de forma que sin llenar, ya harán negocio.

Estos chicos de Operación Triunfo no son producto de la tierra, pero el mercado, por suerte o por desgracia, tiene reglas propias.

Sin ánimo de meternos en política, es seguro que estos chicos triunfarán y que la Seu se llenará de periodistas que harán sus crónicas y, de paso, promoción del municipio.

¿Son mucho 90 mil euros para todo eso? Al día siguiente, cuando hagan caja, veremos quién tenía razón, si el mercado o la política.

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net