Editorial del martes 12 de Marzo de 2002

El fin de semana que viene se celebrará el certamen de Miss España en Algeciras. Con motivo de este evento cultural, ya tenemos las primeras declaraciones de alto contenido intelectual. El señor Luis Ángel Fernández, casualmente presidente del PP en el Campo de Gibraltar, y teniente de alcalde de Algeciras, ha manifestado públicamente sus preferencias por la candidata de León. "Mi favorita es Miss León -ha dicho este individuo- es la mujer perfecta porque es guapa y además sorda y muda".

Que haya muchos hombres que aún aprecien el silencio de las mujeres tanto como un buen culo y un buen pecho, no es ningún secreto. Todos sabemos que es muy difícil hacer desaparecer las malas hierbas del jardín. Pero, que sea un cargo público y cobre por serlo, le obliga a un respecto institucional que el señor Fernández ignora, como tantas otras cosas, seguramente.

Los dirigentes de la oposición han exigido al PP que obligue a su edil a pedir disculpas y, que si se niega, sea destituido.

De momento, alega que sólo se trataba de un chiste sin mala intención.

Teniendo en cuenta, por desgracia del señor Fernández, que no todas somos mudas, sería fácil contestarle que él sí que quedaría mejor si se callase, pero, sobretodo, si utilizase el cerebro para hacer cosas más provechosas que no para hacer bromitas ofensivas de mal gusto.

Recordemos que la otra broma reciente del PP fue aquella de las pensiones de las mujeres. Una de dos, o no entendemos su sentido del humor, o en su viaje al centro se han descuidado de deshacerse de la caverna. Y no me refiero a la de Platón.

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net