Tom Jones

Entrevista de Julia Otero a Tom Jones en el programa "La Columna" del Martes 27 de Marzo

A continuación se transcribe y traduce parte de la entrevista realizada por Julia Otero a Tom Jones. Esta contiene parte de las preguntas y evita comentarios ajenos a la entrevista, o contenidos de la misma que requerirían de la visualización de las imágenes para ser comprendidos. Dada la no-profesionalidad de la trascripción esta podría contener algún error, o alguna reiteración del oral que no ha sido retirada para respetar la opinión plena de las personas que las enunciaban. Las palabras del señor Tom Jones están basadas en las palabras del traductor de la entrevista.

Julia: - Dicen que es, escuchen bien, una mezcla entre James Brown, Pavarotti y Georgie Dann. Tiene 60 años, pero no ha dejado de ser la imagen visible de la testosterona. Tiene lo mejor y lo peor de la masculinidad más típica. Por eso, como acabo de avanzar, no podía llegar a La Columna de ninguna otra manera que con una limousine. Con todos ustedes ¡Tom Jones!

(…)

Julia: - Supongo que debe de encontrarse a gusto, porque es ya la segunda vez en un año que vuelve. ¿Qué tal es el público catalán? ¿Cómo vamos de marcha? ¿Bien?

T. Jones: - ¡Oh sí!, es fantástico. (…)

Julia: - La gente que volverá mañana al Palau Sant Jordi, ¿Encontrará un espectáculo diferente al de hace un año señor Jones?

T. Jones: - Sí. Estoy mirando de poner canciones nuevas, pero habrán también del "Reload" donde estará el "Sex bomb", y nuevas canciones de las antiguas como el "Dalilah", etc.

Julia: - ¿Esta un poco cansado ya del "Sex bomb", o usted asume la leyenda?

T. Jones: - Cuando grabé "Sex bomb" estaba escrito "yo soy una bomba sexual", pero cambiamos la letra diciendo que tu eres la bomba sexual, es decir para las mujeres. Y de esta manera se la puedo decir a todo el mundo, cualquier mujer podría pensar que es ella a la que canto. Que es como tiene que ser.

Julia: - Pero en cualquier caso, la gente ha pensado que era usted. Claro, es que la leyenda le precede señor Jones. Y no ha cambiado mucho, yo creo.

T. Jones: - Bueno, cuando actúo en el escenario, en directo, de acuerdo con la manera en la que actúo, hay mucha carga sexual; porque las canciones que cantó y la manera…

Julia: - I know the way, yes! ¿Alguien conoce o recuerda un movimiento de ombligo que supere un punto sexy al de Tom Jones? ¿Eh que no? How did you do it?

T. Jones: - ¿Que cómo lo hago?, pues mira me salió de forma natural. Cuando empecé en los años 60, cuando iba a la televisión me decían que me movía demasiado, que era demasiado sensual. Especialmente en el show de Nueva York, donde me dijeron "calma…". Pero ahora cuando ves mucha gente que actúa no es tan extraño como lo era en los años 60.

Julia: - La BBC, en su momento, le censuró un poco porque decía un poco demasiado viril, demasiado hombre eh, para entendernos, demasiado sexy. Pero en vista de su éxito tuvieron finalmente que sucumbir y admitir, finalmente, sus actuaciones. ¿Aquel hombre nunca pasa de moda señor Jones? El prototipo de hombre que usted representaba en el fondo.

T. Jones: - Sí, yo escucho mucha música nueva, y me gusta mucho escucharla, la veo actuar en un show y yo actúo de la misma manera, la única diferencia es que soy un poco más viejito ahora, ¡Un poco eh!, pero me siento de la misma manera y actúo de la misma manera.

Julia: - Lleva 50 años casado con la misma mujer, ¿La distancia ayuda a mantener un matrimonio tantos años?

T. Jones: - Bueno en realidad 43 años, yo tenía 17 cuando me casé.

Julia: - Son muchos en cualquier caso. Creo que tenía 11 años este caballero, que tenemos hoy sentado en la chaise-longe, cuando vio las piernas de la que sería su mujer y dijo: - ¡Qué piernas más bonitas! ¡Con 11 años!, un poco precoz usted, señor Jones.

T. Jones: - Sí, la verdad es que sí.

Julia: - Y el hecho de ser padre, cómo le ha pasado a usted, con 17 años, ¿Ha condicionado de alguna manera su carrera? ¿La ha hecho diferente?

T. Jones: - Me parece que me hizo más fuerte. Como no era nada más para mí el hecho de tener éxito, yo entonces tenía una mujer y un hijo y quería tener éxito para ellos y no solamente para mí. Creo que me dio mucha más fuerza y resistencia.

Julia: - Cuando vamos a un concierto suyo vemos tres generaciones. Eso no es nada fácil, a veces con mucho trabajo se llega a una generación. ¿Dónde esta el truco? Porque hay gente mayor, mediana edad y jovencitos. Y ahora la gente joven todavía más, porque últimamente ha conectado mucho. ¿Cómo lo hace?

(…)

T. Jones: - Pienso que el motivo por el cual llego a tres generaciones es la manera como canto. Me parece que los más jóvenes pueden entenderme, porque mi manera de cantar es la misma que la de mucha gente joven de ahora, con mucha alma, sentimiento, y la capacidad de tocar muchos tipos de canciones diferentes. No solamente un tipo de música. Hay gente que comenzó entonces, a los años sesenta, y continúan cantando de la misma manera, y las mismas canciones. Por eso los jóvenes no los entienden, además es un sonido diferente, y yo puedo hacer "Sex Bomb" que es una canción con un sonido muy moderno.

Julia: - "El Tigre de Gales". Pero con el paso de los años, ¿Usted diría que se ha convertido en un león o en un gato?

T. Jones: - Yo creo que un tigre. Cuando me llamaron "El Tigre" fue a raíz de la manera en la que yo actuaba. En un periódico de Inglaterra dijeron que actuaba como un tigre porque me movía a delante y atrás. Y es por eso que me lo dijeron, la conexión. Y aún me sigo sintiendo un tigre.

Julia: - Usted ha dicho alguna vez que no podría vivir ni sin música, ni sin sexo. ¿De qué prescindiría antes, si tuviera que hacerlo?

(Risas)

T. Jones: - Me parece que la música durará más que lo otro.

Julia: - I don't know. ¡Hombre!, porque como explican que usted cuando tenía 30 años pedía a los servicios de habitaciones 25 preservativos. Podría ser que aún tuviera cuerda.

T. Jones: - No 25 ahora no. Ahora nada más 20.

(Aplausos y risas)

Julia: - Tom Jones es hijo de minero, como todo el mundo sabe, trabajó muy duro y haciendo de todo. Hizo de paleta, talló guantes, en una fábrica de papel… Supongo que se saborea mucho más el éxito cuando se empieza desde tan abajo señor Jones.

T. Jones: - Sí, y tanto, me parece que sí. Pienso que aprendes a apreciarlo mucho más cuando has visto la otra cara de la vida. Cuando has tenido que trabajar en el sector de la construcción, y en todos esos trabajos que hice. Cuando veo a la gente que trabaja en la construcción lo pienso cada día. Por eso cuando veo a los hombres, los paletas que trabajan en los edificios en la construcción, pienso que gracias a Dios yo no estoy, pero podría estar haciendo eso ahora. Lo que pasa es que Dios me dio esta luz. Siempre lo llevo dentro y nunca se me olvida el sentimiento de los trabajos que yo llegué a hacer.

Julia: - Está claro que su voz es muy potente, que la mantiene muy bien y que de eso hay una parte genética, ¿Pero cómo cuida la voz? Porque no es que haya llevado una vida de aquellas muy metódicas. Ha hecho de las suyas usted.

T. Jones: - Sí bueno he aprendido unas cuantas cosas, has de dormir ocho horas.

Julia: - ¿Dormir solo?

T. Jones: - ¡Oh!… Eso no importa para la voz. Mientras duermas eso no importa. Beber mucha agua, la peor cosa que se ha de hacer es deshidratase. Se ha de beber mucha agua y tener en cuenta la humedad del aire. Tengo humidificadores y cosas como esta. Pero he tenido mucha suerte porque mi voz es muy potente, le doy gracias a Dios y toco madera.

Julia: - Tom Jones ha pasado por diferentes épocas: todos recordamos aquella época pletórica entre los sesenta y setenta; hubo después una travesía del desierto, una época difícil; para volver con toda la fuerza en estos últimos años. ¿Cuándo se saborea más el éxito, señor Jones? Cuando uno es jovencito o con la madurez y habiendo pasado por diferentes estados.

T. Jones: - Siempre está bien. Cuando comienzas y te va bien es muy emocionante: tienes tu primer disco; la vida te cambia drásticamente; y luego, a medida que vas actuando, hay un maravilloso sentimiento, porque cuando empiezas no sabes durante cuanto tiempo durará. Yo he tenido la suerte de que ahora hace 37 años que comencé con suerte. Cuanto más dura más contento me siento y más agradecido me siento a Dios. O sea que es un sentimiento muy distinto ahora de cómo lo fue al principio.

(…)

Julia: - Hay una historia muy bonita, parece que Elvis calentaba con la canción de Tom Jones, el famosísimo "Dalilah". También explica la leyenda que Elvis llamaba a las emisoras de radio para pedir canciones de usted, Tom. ¿Es cierto esto?

T. Jones: - Sí, cuando el "Green, green grass of home" salió, Elvis conducía de Hollywood a Memphis y estaba muy triste, añoraba mucho su casa. Y llamó al discjokey de Memphis y le dijo: - Quiero que pongas el "Green, green grass of home" de Tom Jones hasta que llegue a Memphis. Y lo siguieron poniendo para Elvis Presley. Y me hizo un gran favor porque vendí muchos discos. En "Dalilah", Elvis me decía que cuando calentaba para antes de salir al escenario se ponía el "Dalilah" y cantaba lo que sonaba. Y una vez que podía llegar a las notas y los acordes más altos se daba cuenta de que la voz estaba suficientemente caliente para salir al escenario.

(…)

Julia: - En este último disco, el "Reload", ha colaborado con gente muy importante, ha hecho diferentes duetos que es eso que esta tan de moda, pero haciendo combinaciones muy atractivas musicalmente. ¿Habría una segunda parte, puede ser? Porque hay personas como Tina Turner que en la primera no pudieron participar, pero que hay como intención de hacerlo. ¿Habrá una segunda parte?

T. Jones: - Sí, estamos haciendo un nuevo álbum ahora. Esta vez seré más yo mismo, pero puede ser que haya algún dueto, pero la mayoría de las canciones serán mías y cantaré yo solo.

Julia: - Dígame una cosa, ¿qué ha hecho con toda aquella lencería que durante años, décadas, las mujeres le han ido lanzando al escenario? Lo saben eso, ¿no? Comenzó una vez lanzándole unas braguitas. Este señor, ¡Bueno es él!, coge las braguitas y se seca. Y a partir de ahí, la tradición es que allí donde va a parar alrededor del mundo, las mujeres le lanzan su ropa íntima. ¿La ha ido recogiendo toda o qué?

T. Jones: - La razón por la que lo hacen es porque quieren que me siga limpiando, se las devuelva y quedárselas como souvenir.

Julia: - Y cuando algunas además de lanzarle las braguitas le lanzaban las llaves de la habitación, ¿también las devolvía usted o no?

T. Jones: - ¡Oh! No, no…

(risas)

Julia: - Muy bien, recuerden que mañana Tom Jones estará en el Palau Sant Jordi. Nos ha gustado mucho que viniera hasta aquí, sentir su magnífica voz a capella, que es la prueba del nueve eh, que sea todo un éxito mañana y que esta es su casa señor Jones. Gracias por haber venido. Thank you.


© 1998-2014 www.juliaotero.net