Editorial del martes 15 de Enero de 2002

De aquí a un momento les explicaremos la campaña de debate que la Consejería de Sanidad propone iniciar entre los adolescentes, padres y educadores sobre el uso del preservativo en las relaciones sexuales.

La convicción que tienen los médicos y los expertos sanitarios es que desde hace un tiempo, hombres y mujeres -sobretodo los más jóvenes- han ido perdiendo el miedo al SIDA. Es cierto que los avances científicos han hecho más soportable esta enfermedad, pero también es cierto que no se ha encontrado ninguna vacuna para combatirla. Este era el mensaje que se quería dar en la reciente Marató de TV3.

Hace un momento que hemos sabido que los obispos de las diócesis catalanas, en una reunión convocada previamente el día 11 de Febrero, han introducido este importante tema social y sanitario en el orden del día. Conociendo la postura oficial de la iglesia respecto al uso del condón, descartando que los obispos catalanes decidan contradecir la doctrina vaticana, y, en cualquier caso, estando a la expectativa de la actitud que tomen después de esta conferencia episcopal en Tarragona, es bueno recordar que los gobernantes lo son de un país laico y aconfesional y tienen la responsabilidad de velar por la salud y la calidad de vida de los ciudadanos que los han escogido. Es lo que intenta hacer la Consejería de sanidad. Cada uno con su conciencia puede hacer lo que crea más oportuno, pero el gobierno gobierna para todos: este es el catecismo de la democracia.

Buenas tardes, comienza "La Columna".

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net