Editorial del lunes 10 de Diciembre de 2001

Los ambulatorios catalanes han comenzado a detectar los primeros casos de gripe. De momento hay un incremento de la actividad asistencial, a pesar de que el programa de urgencias está activado desde principios de diciembre.

La sanidad, sea pública o privada, espera siempre con impaciencia e incerteza la llegada de la epidemia gripal por estas fechas. El año pasado no se produjo, pero nadie recuerda dos años sin gripe en abundancia, de manera que los médicos esperan el brote de este invierno, antes de que acabe el año...

Esperemos que el temido virus gripal del tipo A sea considerado con nosotros y no ataque, como pasó en el 98 y 99, el mismo día de Navidad. ¡Qué haya suerte y podamos cantar el fumfumfum sin fiebres ni mocos!

Con esta petición que no sirve de nada, porque el virus, hará lo que quiera, comienza La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net