Editorial del martes 30 de Abril de 2002

El CIS ha hecho público hace un rato el primer sondeo trimestral de opinión de la gente joven. Parece que a partir de ahora lo harán sistemático: cada tres meses nos informarán de cómo crecen, se desarrollan y viven en su hábitat nuestros adolescentes.

Según esta primera encuesta, hecha a chicos y chicas entre los 15 y 29 años, no es que España vaya bien, es que "Melrose Place va de coña".

Parece que el 83% de los jóvenes se declara satisfecho o muy satisfecho con su vida personal, que lo que más valoran es la salud, la familia y la amistad, seguidos de los estudios y el trabajo. Ni el dinero ni el sexo les importan tanto como para colocarlos en el podium de sus prioridades.

Estos jóvenes, tipo "Sensación de vivir" se ven a sí mismos como personas tolerantes, solidarias y luchadoras por la paz, los derechos humanos y la igualdad de sexos.

Eso sí, preguntados por su participación social, menos de la mitad pertenece a alguna organización, y la mayoría son de clubes deportivos. Una manera como otra de luchar contra la injusticia.

Todo junto, muy bonito. El CIS ha conseguido que les salga un retrato robot de los jóvenes españoles de auténtico diseño.

Sólo les ha faltado añadir que los valores son como los de los chicos de Operación Triunfo, que todo el mundo sabe son los valores de los jóvenes de un determinado partido político.

Bona tarda. Comença La Columna.


© 1998-2017 www.juliaotero.net