Corrupción y consecuencias electorales

Editorial del 25 de octubre de 2010

¿Recuerdan aquel pleno del Parlament de Cataluña en que Pasqual Maragall le espetó a Artur Más aquello de “ustedes tienen un problema que se llama 3%?

Pues bien, igual se quedó corto. Esta mañana los peritos de Hacienda han ratificado ante el juez que investiga el saqueo del Palau, que Félix Millet canalizó casi 6 millones de euros a los responsables de las finanzas de Convergencia democrática de Cataluña. Esos 6 millones de euros se corresponden con el 4% de comisión que la constructora Ferrovial pagó al partido de Pujol por obtener obra pública, entre ellas una línea de metro.

Podría ser que ante esa nueva ratificación, el juez abriese un proceso separado por presunta financiación irregular de Convergencia. Diríamos que éstas son malas noticias para Artur Mar si la sospecha de corrupción tuviera consecuencias electorales en nuestro país. Pero, al igual que ocurre con Camps en Valencia, no parece que las encuestas apunten ningún desgaste, todo lo contrario. Rozando la mayoría absoluta dice el último sondeo que está Convergencia y unió.

Sin embargo, de ésto verán como se hablará poco. En cambio va a dar mucho de sí el sueldo de Maria Dolores de Cospedal. Hoy se ha sabido que ascendió a 242 mil euros el año pasado. Lo mismo que Acebes o Arenas cuando eran secretarios generales del PP y nunca nadie dijo nada al respecto.


© 1998-2017 www.juliaotero.net