¿Por qué no hay consenso para renovar TC?

Editorial del 26 de noviembre de 2009

Como las aguas bajan revueltas y ya abordaremos en el tiempo de Gabinete el tema de la opinión pública, o publicada, de Cataluña ante la, no sabemos si inminente, sentencia del Tribunal Constitucional, vamos a quedarnos con la mejor imagen del día. Es posible que dure lo mismo que un paquete de gominolas en la puerta de un colegio, pero hoy es bienvenida.

Nos referimos a la escenificación del pacto entre todos los partidos políticos para encarar la presidencia española de la Unión Europea. José Antonio Alonso, Soraya Saez de Santamaría, Duran Lleida y Josu Erkoreka, han posado con sus manos unidas y superpuestas para dejar claro que una cosa es la refriega doméstica y otra, el consenso necesario ante el semestre español en Europa.

20 páginas resumen las intenciones consensuadas entre todos. Es una pena, en cambio, que en dos años no hayan sido capaces de consensuar la renovación del Tribunal Constitucional. Así nos luce el pelo y hoy estamos como estamos: que sentencie como sentencie, fallará a unos u a otros.


© 1998-2017 www.juliaotero.net