Prudencia

Editorial del 9 de noviembre de 2009

“El gobierno sabe lo que tiene que hacer desde el primer momento y lo está haciendo” Así de contundente y con un gesto casi molesto se ha pronunciado esta mañana el presidente del gobierno cuando se le ha preguntado por la situación del pesquero Alakrana 40 días después de ser secuestrado por piratas del Indico. También ha lanzado un mensaje para que se extreme la prudencia en todas las declaraciones públicas que llegan indefectiblemente a los secuestradores y, por tanto, les da información con la que seguir presionando al gobierno español.

Todos haríamos lo mismo que los familiares de los pescadores, pedir a toda costa la libertad de los nuestros sin reparar en dinero o principios. Todos entendemos que los padres, hermanos, hijos o esposas quieran que se pague a los piratas lo que piden y que se deje ir a los 2 que capturó el ejército español. Pero al tiempo que reconocemos eso, también es obvio que el gobierno no puede romper la baraja jurídica ni pagar sin rechistar lo que exigen los criminales. Hay que celebrar, pues, el cambio de actitud del Partido Popular respecto al asunto. Cuando patrón y marineros estén de vuelta, ya habrá ocasión de analizar cómo se hicieron las cosas y escarmentar de los errores. Mientras, buena es la prudencia y la razón de Estado.


© 1998-2017 www.juliaotero.net